Translate

jueves, 19 de abril de 2012

QUINTANA ROO. UN EJEMPLO EN LA PROTECCIÓN DE ACTIVOS INTANGIBLES

Hugo Alday Nieto[1]

Los activos intangibles hoy en día son parte fundamental de la identidad de muchos países y entidades federativas, como lo es el caso de Alemania, cuyos ingresos por el licenciamiento de patentes tecnológicas y farmacéuticas rebasan los millones de dólares. Lo mismo sucede con gobiernos como el de Estados Unidos o Israel, cuyas patentes de armamento generan una gran cantidad de recursos cada año, haciendo de la propiedad intelectual un elemento sustancial de la administración de los recursos públicos.
En México, el uso de elementos como la marca país MÉXICO, resulta indispensable para la promoción del turismo en todo el mundo, generando una importante derrama de recursos provenientes de este sector de la industria, razón por la cual, la Secretaría de Turismo ha creado un área específica para la administración de la marca-país, MÉXICO.
Es por ello que algunos estados de la república han comenzado a gestar su propio patrimonio de bienes intangibles, como es el caso de Quintana Roo, estados que al día de hoy cuenta con una importante cartera de Marcas Turísticas, cuyo valor económico rebasa varios miles de dólares debido a la inversión publicitaria que año con año se ejerce sobre estas, así como por su enorme impacto en todos los rincones del mundo como lo es el caso de marcas como CANCUN LA PALABRA MÁGICA®, CARIBE MEXICANO®, GRAND COSTA MAYA®, HOLBOX®, TULUM NATURALMENTE®, ISLA COZUMEL EL CIELO EN LA TIERRA®, ISLA MUJERES® y RIVIERA MAYA®, entre otras.

Sin embargo, el gobierno de Quintana Roo no se ha quedado satisfecho con la protección de dichas marcas en México y otros países, sino que ha promovido la creación de Marcas Colectivas como la LANGOSTA CHAKAY® que protege los intereses de diversas cooperativas pesqueras o CORAL NEGRO®, que representa a los artesanos de la región.

Dicho interés ha llegado a tal grado que Quintana Roo forma parte de una de las 15 denominaciones de origen que existen en México, como lo es la del CHILE HABANERO DE LA PENÍNSULA DE YUCATÁN® con la cual se tutelan los intereses de los productores agrícolas de la zona maya principalmente, haciendo de este un producto de mayor valor en el mercado por su certificado de calidad.

Hoy en día, derivado de la importancia de la propiedad intelectual y del valor de estos activos intangibles, el gobierno del estado se encuentra impulsando nuevos productos como lo son marcas de certificación de respeto a la ecología, así como de productos elaborados en el estado, a través de organismos de medio ambiente y la secretaría de Desarrollo Económico, con los cuales se dotará de mayor calidad y prestigio a los productos elaborados en Quintana Roo y por supuesto, beneficiando a los productores, empresarios y al estado en su conjunto, coadyuvando así a la diversificación de la economía en nuestra entidad.
No cabe duda que las diversas administraciones de esta entidad han apostado fuerte por la propiedad intelectual y no se han equivocado, ya que con el fortalecimiento de sus bienes intangibles, se fortalece a la entidad en su conjunto en lo económico y en lo social. Para mayores informes AQUI, ALLÁ y POR ALLÁ...


[1] Abogado con maestría en Derecho Empresarial, así como en Propiedad Industrial e Intelectual y Derecho de la Sociedad de la información, socio de ALHEN Abogados® (http://www.alhen.mx/ / Twitter®: Alhen_Abogados / Facebook®: Alhen Abogados®)

No hay comentarios:

Publicar un comentario