Translate

miércoles, 19 de septiembre de 2012

COMENTARIOS EN TORNO AL ARTÍCULO 231 DE LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR Y SU RELACIÓN CON EL ENTORNO DIGITAL


COMENTARIOS EN TORNO AL ARTÍCULO 231 DE LA LEY FEDERAL DEL DERECHO DE AUTOR Y SU RELACIÓN CON EL ENTORNO DIGITAL©[1].



Por: MD Hugo Alday Nieto[2].

Desde el lanzamiento del ACTA acompañado de la fallida iniciativa Döring, seguida del complicado TPP, los grupos de negociadores a favor de estos instrumentos jurídicos, han señalado que México no cuenta con un adecuado esquema de protección de derechos de autor en el entorno digital.



Tales aseveraciones han sido puestas en duda por el propio Instituto Nacional del Derecho de Autor, que en más de una ocasión ha manifestado que el marco jurídico mexicano de infracciones de derechos de autor es suficientemente sólido para enfrentar violaciones en el internet, dado que además se encuentra respaldado en ADPIC y en otros tratados internacionales; sin embargo, el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, ha impulsado férreamente la adhesión de México al ACTA y al TPP, así como la aprobación de la aberrante iniciativa Döring, manifestando que son necesarios para el país.



Ante tales contradicciones, hemos decidido plasmar algunos comentarios respecto del contenido del artículo 231 de la Ley Federal de Derechos de Autor vigente, a fin de detallar el alcance de la letra actual, iniciando con la definición y las fracciones alusivas al uso o reproducción de obras en el entorno digital:

"Artículo 231.- Constituyen infracciones en materia de comercio las siguientes conductas cuando sean realizadas con lucro directo o indirecto:

I. Comunicar o utilizar públicamente una obra protegida por cualquier medio, y de cualquier forma sin la autorización previa y expresa del autor, de sus legítimos herederos o del titular del derecho patrimonial de autor;"

En esta fracción es importante tomar en consideración que la Ley nos señala la obtención de un lucro directo o indirecto, es decir, que no necesariamente se encuentre realizando el infractor una actividad comercial de venta de obras, sino que por el solo hecho de utilizar públicamente obras protegidas y obtener beneficios publicitarios, puede ser sujeto de infracción.

Asimismo, la fracción primera nos señala que la comunicación o utilización pública de la obra puede ser por cualquier medio, es decir desde la utilización de música en un bar o de la proyección de películas en algún lugar, hasta la comunicación por medios electrónicos o digitales, siempre que no se tenga autorización de quien puede otorgarla.

"Artículo 231.- Constituyen infracciones en materia de comercio las siguientes conductas cuando sean realizadas con lucro directo o indirecto:

III. Producir, reproducir, almacenar, distribuir, transportar o comercializar copias de obras, fonogramas, videogramas o libros, protegidos por derechos de autor o por los derechos conexos sin la autorización de los respectivos titulares en los términos de esta Ley;"

Tal como lo expresa la fracción III de ese mismo artículo se prohíbe la producción, reproducción (es decir, el hacer copias del original), almacenamiento, distribución, transportación o comercialización de obras protegidas por el derecho de autor, e incluso de aquellas que contienen derechos conexos, esto es que pertenecen a los artistas, intérpretes o ejecutantes, así como a los productores de musicales o de video, siempre que esa comercialización o uso, sea no autorizado y como ya sabemos con lucro directo o indirecto.

En este sentido, el hecho de comercializar música, libros o películas sin autorización, incluso en internet, ya que no está limitado a ejemplares tangibles, constituye una infracción en materia de comercio.



Es por ello que el Instituto Nacional del Derecho de Autor considera que se encuentra debidamente protegido el entorno digital respecto de la violación de derechos de autor, solo se requiere hacer valer sus derechos ante la instancia que corresponda, situación con la que coincidimos plenamente.

Y si no fuera poco, los artículos 424 y 424 BIS del Código Penal Federal señalan claramente que el uso, producción, reproducción, almacenamiento, distribución, transportación o comercialización de obras protegidas, sin autorización de quien tenga el derecho de hacerlo y con fines de lucro, son considerados como delitos de carácter federal, perseguibles de oficio por el Ministerio Público de la Federación.



Es por lo antes expuesto que consideramos que el marco jurídico mexicano cuenta con los elementos y mecanismos suficientes para tutelar los derechos de autor en el entorno digital, por lo que consideramos innecesaria la adhesión al ACTA, al TPP o la aprobación de la Ley Döring. Para mayores informes consulte: Aquí, Acá o en este otro.



©DERECHOS RESERVADOS 2012.
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN PARCIAL O TOTAL DE ESTA OBRA



[1] Todos los derechos reservados © Hugo Alday Nieto 2012.
[2] Abogado con maestría en Derecho Empresarial, así como en Propiedad Industrial e Intelectual y Derecho de la Sociedad de la información, socio de ALHEN Abogados® (www.alhen.mx / Twitter®: Alhen_Abogados / Facebook®: Alhen Abogados)

3 comentarios:

  1. Esperemos que la nueva legislatura analice con el debido detenimiento las propuestas heredadas por la anterior y sobretodo que escuchen a los potenciales afectados, es decir, a la mayoría de los ciudadanos así como a los especialistas en estos temas, que, dicho sea de paso, en México no son muchos.

    ResponderEliminar
  2. En efecto, aún existe la posibilidad de que el Senado de la República acepte ratificar ACTA y TPP, ya que senadores del PRD los retomaron para análisis.

    El riesgo es idéntico en la aplicación de Protocolo de Madrid o Protocolo relativo al Arreglo de Madrid que entrará en vigor próximamente y del que seguramente se desecharán las propuestas de AMPPI para la adición del uso previo de marcas y sistema de oposiciones.

    Esperemos poder confiar en nuestros legisladores federales, en su cultura general, en su sentido común y en sus buenos asesores.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Lo que todos los mexicanos debemos hacer es concentrar nuestra inteligencia en EVOLUCIONAR, el ambiente digital es un ambiente más en el que aplicar el mismo principio rector que pronunciara Benito Juárez, "Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz" por esto, los legisladores mexicanos tienen de donde anclar la decisión de ratificar ACTA y TPP.

    Es tiempo de Institucionalizar el Respeto al derecho ajeno! Cordiales saludos,

    ResponderEliminar