Translate

jueves, 21 de enero de 2016

COPYRIGHT VS. COPYLEFT

COPYRIGHT VS. COPYLEFT

Por: Hugo Alday Nieto

Hoy en día, es común que cualquier empresa pretenda el uso de obras protegidas por el derecho de autor para generar contenidos en campañas publicitarias como lo son: imágenes, música, dibujos, textos, fotografías, animaciones y hasta el uso de programas de cómputo o aplicaciones.

En diversas ocasiones, éstas utilizan indebidamente dichos contenidos para su uso comercial, y en entonces cuando surgen diversos inconvenientes como:

a)    La imposible ejecución o reproducción de las obras por la existencia de mecanismos de protección o gestión de derechos de autor, conocidos como DRM[1];

b)    La negativa de explotación de las obras en diversos países por falta de autorización para su explotación dependiendo el titular, dado que algunas disqueras o productoras prohíben su reproducción en internet, si no se exhibe la autorización correspondiente; y

c)    El requerimiento de cese en el uso o inicio de acciones legales, incluyendo el bloqueo de páginas web, entre otros[2].

En este orden de ideas, los empresarios deben primeramente asegurarse que el área creativa que genera tales contenidos promocionales o publicitarios explotando obras sin autorización, cuenten con licencias actualizadas de los programas de cómputo que permitan realizar tales creaciones publicitarias, y posteriormente asegurarse de que en su contrato de obra por encargo sea claro respecto a la responsabilidad de la obra final, respecto de la violación de derechos de autor de terceros.

Con ello, es posible que el empresario pueda explotar sus contenidos en internet y/o en otros medios de comunicación, sin tener la responsabilidad directa de la violación de derechos de autor, ya que por lo general, lo empresarios no son los creadores de sus contenidos publicitarios.

En este sentido, la mayoría de las páginas web de empresas están compuestas por contenidos digitales como los mencionados anteriormente, y todos ellos, sean nuestros o de terceros, están sujetos a la legislación nacional e internacional de Derechos de Autor, por lo cual es importante que las áreas legales de las empresas se inserten en los trabajos de los creativos o creadores de contenidos para conocer las limitaciones en su utilización y coadyuvar en la definición de las licencias a aplicar en cada contenido utilizado, ya que si es de terceros, debemos estar seguros de que tenemos la licencia de uso correspondiente, y si es propio, debemos saber si se trata de obra por encargo o de una cesión de derechos, ya que en estos últimos casos, su explotación será por Ley onerosa y temporal.

Para aclarar un poco las ideas, existe una gran diversidad de licencias en las que las empresas pueden apoyarse, siendo las más comunes:


1.     COPYRIGHT:  Es la licencia más utilizada pero implica que solamente su autor puede utilizar, modificar y distribuir su contenido, lo que va de acuerdo con la Ley Federal del Derecho de Autor, por lo que si se deseara utilizarla se requiere una autorización expresa del autor para ese fin concreto y el pago por su uso.

En este sentido, todo contenido disponible en Internet que no especifique un tipo de licencia, está automáticamente protegido por Copyright, aunque pueden utilizarse, con limitaciones, con fines educativos o en noticias, siempre que se señale la fuente, de conformidad con la Ley mexicana.




 2.     COPYLEFT[3]:  Este tipo de licencias genera la posibilidad de usar, copiar y redistribuir una obra y sus versiones derivadas con el solo hecho de respetar el derecho de paternidad, es decir, de reconocer su autor y/o fuente. No se requiere autorización expresa del autor para su uso y en la mayoría de los casos tampoco se requiere de pago de regalías por su explotación.




3.     CREATIVE COMMONS[4]: Se convierte en un escenario en el que los creadores o autores en un plano de derecho a la cultura o al conocimiento, permiten el acceso a su sobras mediante medidas de control de acuerdo al tipo de licencias que ellos mismos establecen en el portal http://creativecommons.org, y su filosofía está encaminada a la distribución gratuita de los productos digitales.


Sin embargo en México, en tratándose de Creative Commons, no siempre son protegibles las licencias de explotación de contenidos digitales, ya que la ley en la materia expresamente establece que las licencias de explotación de derechos de autor deben ser onerosas y temporales.

Para mayor información  consulte nuestra Fanpage (Alhen Abogados), Twitter (@Alhen_Abogados), GooglePlus (Alhen Abogados) o nuestra página web.

DERECHOS RESERVADOS. 
PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN TOTAL O PARCIAL.




[1] Para Joaquín Adiego Rodríguez, los DRM tienen como finalidad:
a)     Detectar quien accede a cada contenido, para saber cuando y como descarga ese contenido;
b)     Autorizan o Niegan la reproducción del contenido;
c)     Crean condiciones (click agreement) para el uso de los contenidos;
d)     Protegen la integridad de los contenidos;
e)     Crean claves para proteger contenidos;
f)      Generan cobros digitales para adquisición de contenidos;
g)     Pueden generar bases de datos de usuarios de contenidos, entre otros.
Cfr.- MATA y Martín, Ricardo (Director) y Antonio, Javato Martín (Coord), LA PROPIEDAD INTELECTUAL EN LA ERA DIGITAL, Ed. La Ley, España, 2011, pag. 53-59.

[2] Tales acciones pueden comprender desde meras cartas para cesar en el uso, para bloquear contenidos en redes sociales y/o buscadores, así como acciones administrativas, civiles y penales por la violación de derechos de autor.
[3] Ejemplos de licencias Copyleft:
a)      GNU GPL (General Public License), para la libre distribución, uso y modificación de programas de cómputo.
b)      Licencia de Arte Libre (LAL) para obra artística.
c)      ColorIURIS, como sistema mixto entre la autogestión y la cesión de derechos de autor.

[4] Licencia y contenidos Creative Commons:
a)      Música: Jamendo, Incompetech, Dig CCMixter.
b)      Imágenes: Flickr, Stock Xchng.

1 comentario:

  1. ¿Cuándo "comparto", se entiende que reproduzco (sin autorización) el contenido (pe. esta entrada en su blog), o sólo se hace referencia al mismo al estar desplegando el link a esta entrada (continuando con el ejemplo)?
    NMB

    ResponderEliminar